Un año más como todos los años, nos desplazamos hasta Cazalilla para echar un día de aceituna con nuestros mayores, disfrutaron muchísimo, este taller les hace volar a tiempos pasados sientiéndose jóvenes y necesarios. Tras la recogida de la aceituna, se han encargado de cambiarle el agua, después arreglarlas y aliñarlas para posteriormente meter en sus garrafas para su consumo. Están muy orgullosos de su trabajo y la verdad es que vale la pena verlos así. ¡ Qué buenas las aceitunas «Nuestra Señora de los Desamparados»!.

Share This

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar